Inicio / POLITICA / La otra “pandemia” que teme Alberto Fernández para 2022: que los aislamientos por COVID-19 frenen las actividades que requieren presencialidad

La otra “pandemia” que teme Alberto Fernández para 2022: que los aislamientos por COVID-19 frenen las actividades que requieren presencialidad

La Casa Rosada se enfrenta a un desafío: sostener la reactivación e intentar controlar un desborde de contagios. El monitor real será el número de muertes y las terapias intensivas. Los datos de los Estados Unidos que se tomaron en cuenta para esta nueva etapa.

La otra “pandemia” que teme Alberto Fernández para 2022: que los aislamientos por COVID-19 frenen las actividades que requieren presencialidadMartín Guzmán y Alberto Fernández, en una reunión en Olivos.

Con dos años de experiencia en la lucha contra el coronavirus y habiendo vacunado a más del 83% de la población con al menos una dosis, el Ministerio de Salud de la Nación se dispone a encarar la pandemia de COVID-19 en 2022 con una estrategia distinta a la utilizada en los períodos anteriores.

Es que por estos días el concepto de “cierre total” o “restricciones fuerte” pierde fuerza y la atención de las autoridades se posa ahora en el porcentaje de ocupación de las camas de terapia intensiva y la cantidad de muertos y no así en el número de contagios.

“Gran Bretaña ha cerrado días con más de 100 mil contagios y 15 muertos, lo que demuestra la efectividad de las vacunas”, responden en Salud cuando se los consulta por la alta positividad del país.

En este sentido, se espera entonces que la economía se vea afectada en 2022 por la duración de los aislamientos y no así por los cierres duros.

El desafío entonces para el Gobierno está en reducir al máximo los niveles de contagio para evitar que las actividades que requieran presencialidad se vean interrumpidas.

Este es uno de los motivos por los que el Ministerio de Salud de la Nación confirmó el miércoles la reducción de los días de aislamiento en las personas vacunadas que tengan coronavirus y en los contactos estrechos con ambas dosis.

Las autoridades se basaron en recomendaciones realizadas por el Centro de Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) y en evidencia científica recolectada en el ámbito local.

Fábricas, industrias, polos tecnológicos, entre otros, componen el esquema productivo del país que -en buena medida- requiere de la presencialidad de sus trabajadores. Hacia ese sector se orienta la estrategia sanitaria de la Casa Rosada para este 2022.

“En el inicio de la pandemia buena parte de las automotrices tenían inconvenientes en la entrega de vehículos porque sus empleados se infectaban. El desafío es evitar que esa planta no se pare, que las empresas logren mantener la actividad, siempre con el foco puesto en la salud de sus trabajadores. Para eso es esencial que todos estén vacunados”, explica una funcionaria de alto rango.

Diversos rubros necesitan de la presencialidad de sus trabajadores para continuar con sus actividades.

Las autoridades también observan que para 2022 la peligrosidad del virus podría reducirse. Las nuevas cepas no golpean con la misma intensidad y se observa una alta efectividad de las dosis.

El foco estará puesto en las UTI y en el número de muertos
Al cierre de esta nota los pacientes que permanecen internados con COVID-19 en las distintas unidades de terapia intensiva (UTI) del país son 892. En tanto que el porcentaje de ocupación total de camas en las UTI adulto es del 34.4% a nivel nacional y del 36.4% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Cerca de Vizzotti entienden que para mantener estos bajos niveles de ocupación y muertes es necesario otorgar terceras dosis y refuerzos, inmunizar a los adolescentes y menores de edad y completar los esquemas de vacunación en el grupo etario de los que tienen entre 18 y 40 años. Poco menos de 2 millones de personas aún deben ir en busca de su segunda dosis.

La cantidad de vacunas no será un problema: el país recibirá en 2022 unas 20 millones de dosis de Moderna, 18,5 millones de sueros de Pfizer, unos 9 millones de Sputnik V y cerca de cinco millones de CanSino, el suero monodosis.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, en el país ya se aplicaron 74.785.702 dosis. Del total de personas inmunizadas, 37.870.906 recibieron el primero de los sueros; 32.321.657 tienen esquema completo; 32.321.657 la tercera; y 2.251.509 la dosis de refuerzo.

Los nuevos plazos de aislamiento para los que tengan coronavirus
Vacunado con coronavirus (esquema completo): 7 días de aislamiento. Deberá maximizar los cuidados durante tres días tras dejar el encierro.
No vacunado positivo o con una sola dosis: 10 días de aislamiento.
Contacto estrecho asintomático (esquema completo): 5 días de aislamiento. Luego deberá maximizar los cuidados por los siguientes cinco días.
Contacto estrecho no vacunado: 10 días de aislamiento con PCR.
En los Estados Unidos, si al quinto día la persona infectada no tiene síntomas puede retornar a su actividad normal, pero con la condición de utilizar barbijo.

En caso de presentar alguna característica típica de la enfermedad deberá quedarse en su casa. Esta es la base de las modificaciones que se implementaron en la Argentina.

“No solo es una cuestión económica el reducir a la mitad los días de aislamiento sino de la sociedad en general, responde a criterios científicos, epidemiológicos”, explican desde el Ministerio de Salud de la Nación. “Los cierres duros no es algo en lo que estemos pensando en este momento”, agregan.

El Gobierno aún evalúa lanzar los autotest de coronavirus
A esta medida se sumará el próximo año la posibilidad de que las personas puedan realizar un autotest de COVID-19 que podrá comprarse en farmacias. Se pudo saber que los laboratorios Abbot, Roche, Becton Dickinson y una firma coreana pidieron autorización en la ANMAT para comenzar a traer al país estas pruebas. La aprobación llegaría en enero y todo el proceso demandaría cuatro semanas más.

Es por este motivo que la cartera que conduce Vizzotti trabaja junto con la Confederación Farmacéutica en la puesta en marcha de un sistema a través del que se cargarían los positivos.

Una alta fuente del Ministerio de Salud de la Nación dijo que los autotest serán privados, se ofrecerán en las farmacias y tendrán un costo. “Se compran en farmacias y se hace una trazabilidad a través de estas, para verificar quién dio positivo”, explican a este medio.

Compruebe también

Milei justificó sus viajes con pasajes del Estado: «Si no los usás le vuelve a la casta»

Milei justificó sus viajes con pasajes del Estado: «Si no los usás le vuelve a la casta»

«A vos hoy te asignan movilidad, si vos no usás esos pasajes, ese cargo se …

Alberto Fernández no confirmó su participación en la Cumbre de las Américas

Alberto Fernández no confirmó su participación en la Cumbre de las Américas

Como titular de la Celac, el presidente se reunió con el enviado especial de Joe …

Comentários no Facebook